Nada es seguro

Nada es seguro

Índices de los mercados mundiales
Divisas
Criptomonedas
Renta fija
Noticias del sector de las materias primas
Datos clave que moverán los mercados esta semana
Actualizaciones macroeconómicas mundiales

Índices bursátiles mundiales

Evolución de los índices bursátiles estadounidenses

El Nasdaq 100 +1,01% acumulado mensual y +9,81% acumulado anual
El Dow Jones Industrial Average +0,16% acumulado mensual y +2,81% acumulado anual
El NYSE -0,43% acumulado mensual y +6,84% acumulado anual
El S&P 500 +2,72% acumulado mensual y +13,65% acumulado anual

El S&P 500 subió un +1,25% la semana pasada, y 5 de los 11 sectores registraron resultados positivos en lo que va de año. La versión ponderada del S&P 500 registró una caída del -0,17% semanal, mientras que su rendimiento intermensual ha sido de un -0,37% y el interanual de un +4,36%.

El sector de las tecnologías de la información del S&P 500 ha subido un +8,46% acumulado mensual y un +26,82% acumulado anual, mientras que el sector de la energía ha perdido un -4,08% acumulado mensual y un +6,11% acumulado anual.

El S&P 500 y el Nasdaq Composite alcanzaron nuevos máximos históricos por tercera sesión consecutiva el miércoles, impulsados por unos datos de inflación que reforzaron la confianza de los inversores en una posible rebaja de tipos de la Fed este año.

El S&P 500 avanzó ayer un +0,85%, lo que supone una subida interanual del +13,65%, mientras que el Nasdaq Composite, de fuerte componente tecnológico, se sumó un +1,01%. Por el contrario, el Dow Jones Industrial Average experimentó un descenso marginal del -0,16%, perdiendo 35 puntos.

La perspectiva de unos tipos de interés más bajos tuvo un impacto especialmente positivo en las acciones de las empresas más pequeñas, que suelen destinar una mayor proporción de sus beneficios de explotación a la reducción de la deuda en comparación con sus homólogas de mayor tamaño. En consecuencia, el índice Russell 1000 subió un +1,63%.

A la cabeza de las ganancias dentro del S&P 500 se situó el sector de las tecnologías de la información. Las acciones de Apple continuaron su trayectoria alcista, subiendo un +2,86% y alcanzando un nuevo máximo histórico. Durante la jornada, la empresa superó brevemente la capitalización bursátil de Microsoft de 3,24 billones de dólares por primera vez en cinco meses, alcanzando los 3,29 billones, antes de situarse finalmente por debajo. Apple se vio impulsada esta semana tras el anuncio de Apple Intelligence, una oferta de IA para iPhones.

Las acciones de Oracle subieron un +13% tras el anuncio de nuevas asociaciones de IA con Microsoft, Alphabet y OpenAI. Broadcom elevó el miércoles su previsión anual de ingresos un +10% debido a la creciente demanda de sus chips de IA personalizados y anunció un desdoblamiento de acciones para aprovechar un repunte de sus acciones este año. Las acciones subieron un +12% en las operaciones ampliadas. La empresa espera unos ingresos de 11.000 millones de dólares procedentes de chips vinculados a la IA en 2024, por encima de su previsión anterior de 10.000 millones. Caterpillar elevó su dividendo aproximadamente un 8% y aumentó su programa de recompra de acciones en 20.000 millones de dólares, citando los buenos resultados de su división de maquinaria pesada.

Acciones estadounidenses

Empresas de gran capitalización: Esta ha sido una semana positiva para los "Siete Magníficos", ya que los inversores siguieron sin dejarse disuadir por los altos tipos de interés. Apple +8,78%, Microsoft +4,02%, Amazon +3,09%, Meta Platforms +2,78%, Nvidia +2,25%, Alphabet +1,36% y Tesla +1,31%.

Las acciones de las empresas del sector energético han tenido una semana negativa, ya que el propio sector de la energía ha perdido un -0,55%, con un rendimiento del sector en lo que va de año del +6,11%. Marathon Petroleum -2,97%, ExxonMobil -1,94%, Phillips 66 -1,00%, Chevron -0,49% y ConocoPhillips -0,04%, mientras que Halliburton +3,23%, Baker Hughes +1,54%, Apa Corp (US) +1,14%, Shell +0,99% y Occidental Petroleum +0,77%.

Las acciones de los sectores de materiales y minería han tenido una semana negativa, ya que el sector de materiales retrocedió un -0,87%, con un rendimiento interanual del sector del +4,50%. El precio del cobre ha caído un -0,82% esta semana. Albemarle -5,06%, Nucor -4,48%, Mosaic -3,64%, Sibanye Stillwater -3,53%, Freeport-McMoRan -2,55%, CF Industries -2,15%, Yara International -1,54% y Newmont Mining -0,27%.

Los precios de la mayoría de los metales básicos han caído ante la perspectiva de que la Reserva Federal recorte los tipos de interés una sola vez este año y más tarde de lo previsto.

Evolución de los índices bursátiles europeos

El Stoxx 600 +0,91% acumulado mensual y +9,17% acumulado anual
El DAX +0,72% acumulado mensual y +11,22% acumulado anual
El CAC 40 -1,60% acumulado mensual y +4,26% acumulado anual
El IBEX 35 -0,68% acumulado mensual y +11,32% acumulado anual
El FTSE MIB -0,39% acumulado mensual y +13,20% acumulado anual
El FTSE 100 -0,72% acumulado mensual y +6,24% acumulado anual

La renta variable europea ha tenido un comportamiento ligeramente positivo esta semana a pesar de caer inicialmente el lunes tras las elecciones parlamentarias europeas, ya que el Stoxx 600 subió un +0,32% con el sector tecnológico a la cabeza con un +3,35%, mientras que el sector de telecomunicaciones fue el que más bajó con un -2,75%.

Ayer, el índice londinense FTSE 100 concluyó la jornada con una subida del +0,83%, hasta situarse en los 8.215,48 puntos. Esta semana, el FTSE 100 ha bajado un -0,38%.

El CAC 40 francés también ha experimentado descensos semanales, cerrando un -1,77% a la baja, ya que el presidente francés, Emmanuel Macron, convocó elecciones anticipadas tras la derrota de su partido en las elecciones al Parlamento Europeo, mientras que el DAX alemán ha subido un +0,30% esta semana.

En la sesión del miércoles, el sector bancario y de servicios financieros mostró fortaleza, con notables ganancias entre los prestamistas del sur de Europa, excluido BBVA, tras su rebaja a "underperform" desde "neutral" por parte de BNP Paribas. Los bancos franceses experimentaron volatilidad antes de las elecciones anticipadas convocadas por el presidente francés Macron. Los bancos británicos e irlandeses también tendieron al alza, mientras que Bloomberg informó de la intención de HSBC de adquirir una participación adicional del 31% en HSBC Jintrust Fund Management a Shanxi Trust por alrededor de 1.000 millones de CNY. Los bancos nórdicos también registraron ganancias, encabezados por Sydbank después de elevar su previsión de beneficios antes de impuestos para el ejercicio fiscal de 24 meses hasta 2.800 - 3.100 millones de coronas danesas desde el rango anterior de 2.500 - 2.900 millones de coronas danesas.

En el sector de bienes industriales y servicios, las fusiones y adquisiciones ocuparon un lugar destacado. Las acciones de Rentokil subieron tras conocerse que Trian Fund Management, de Nelson Peltz, había adquirido una participación significativa en la empresa británica de control de plagas.

El sector de automóviles y recambios experimentó un descenso sustancial tras conocerse que la Comisión Europea tiene la intención de imponer aranceles adicionales de hasta el 25% a los vehículos eléctricos chinos importados a partir del mes que viene. Además, las acciones de Umicore cayeron bruscamente tras emitir un aviso de beneficios, convirtiéndose en el último proveedor afectado negativamente por la ralentización del mercado de los vehículos eléctricos.

Evolución de otros índices bursátiles mundiales

El MSCI World Index +2,06% acumulado mensual y +10,95% acumulado anual
El Hang Seng -0,78% acumulado mensual y +5,22% acumulado anual

Esta semana, el índice Hang Seng ha bajado un -2,64%, mientras que el índice MSCI World ha subido un +0,94%.

Divisas

El EUR -0,30% acumulado mensual y -2,07% acumulado anual hasta situarse en 1,0811 $.
La GBP +0,46% acumulado mensual y +0,52% acumulado anual hasta situarse en 1,2797 $.

Durante la semana pasada, el euro se depreció un -0,56% frente al dólar, mientras que la libra esterlina avanzó un +0,10%.

La libra esterlina subió un +0,44% el miércoles, alcanzando los 1,2797 $. El euro subió un +0,65%, alcanzando los 1,0811 $.

El sentimiento del mercado indica una probabilidad del 70% de que el Banco de Inglaterra lleve a cabo una reducción de 25 puntos básicos en los tipos de interés en la reunión de septiembre, mientras que actualmente se anticipan 35 puntos básicos de recortes de tipos para este año. 

El euro se ha visto afectado por las elecciones parlamentarias europeas del domingo y la incertidumbre que estas suscitan en relación con las futuras políticas fiscales, los niveles de deuda y la estabilidad dentro del bloque de la eurozona. El euro también se ha visto afectado por la caída de su participación en las tenencias mundiales de divisas, que el año pasado se situó en el 20%, su nivel más bajo en tres años, según un informe publicado por el BCE el miércoles. Otros países redujeron los activos en euros de las reservas de sus bancos centrales en alrededor de 100.000 millones de euros el año pasado, una caída de casi el 5%. En cambio, estos aumentaron las participaciones del dólar estadounidense, el yen japonés y otras monedas de reserva no tradicionales. Esta caída podría atribuirse, tal y como señala el Financial Times, a la preocupación de que los planes de utilizar los activos rusos congelados para financiar a Ucrania puedan erosionar aún más el atractivo del euro. El Banco Central Europeo ha declarado que "las medidas relacionadas con las sanciones podrían ser relevantes para la participación del euro en las reservas mundiales de divisas en el futuro". Sin embargo, a pesar de la caída de las carteras, el euro sigue siendo la segunda moneda más importante del sistema monetario internacional.

El índice del dólar ha caído un -0,49% esta semana, sin embargo, mantiene una ganancia de un +0,04% acumulado mensual y un +3,33% acumulado anual.

Criptomonedas

El bitcoin +1,06% acumulado mensual y +62,36% acumulado anual hasta situarse en 68.181,00 $.
El ethereum -5,41% acumulado mensual y +54,96% acumulado anual hasta situarse en 3.557,90 $.

El bitcoin y el ethereum han caído un -4,08% y un -8,00%, respectivamente, durante la semana pasada. Sin embargo, el bitcoin, el ether y otras criptomonedas subieron el miércoles después de que los datos de inflación de EE. UU. se situaran ligeramente por debajo de las expectativas, lo que impulsó las esperanzas de que la Fed comenzara a recortar los tipos de interés a finales de año.

El lunes, los ETFs de bitcoin al contado de EE. UU. registraron una salida neta diaria de 64,93 millones de dólares, poniendo fin a su racha de entradas más larga de 19 días. Las entradas netas totales acumuladas en los ETFs de bitcoin al contado alcanzaron los 15.522 millones de dólares el 12 de junio, según datos de SosoValue.

Nota: Los datos son del 12 de junio de 2024 a las 17.30 EDT

Renta fija

La rentabilidad de los bonos estadounidenses a 10 años ha bajado -17,9 puntos básicos intermensuales y subido +44,2 puntos básicos interanuales hasta situarse en el 4,323%.
La rentabilidad de los bonos alemanes a 10 años ha subido +14,0 puntos básicos intermensuales y +52,2 puntos básicos interanuales hasta situarse en el 2,531%.
La rentabilidad de los bonos británicos a 10 años ha bajado -1,9 puntos básicos intermensuales y subido +59,2 puntos básicos interanuales hasta situarse en el 4,131%.

La rentabilidad de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años ha subido +4,3 puntos básicos esta semana, hasta el 4,323%. Sin embargo, los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense experimentaron un descenso el miércoles tras la publicación de unos datos del IPC más bajos de lo esperado, que reforzaron las esperanzas de que la Fed iniciara la relajación monetaria en septiembre. 

Sin embargo, los rendimientos subieron después de que la Fed, tal y como se preveía, mantuviera los tipos de interés sin cambios e indicara un posible retraso en los recortes de tipos hasta diciembre. Los funcionarios también proyectaron solo una única reducción de un cuarto de punto porcentual para el año. Los rendimientos subieron incluso más tras las declaraciones del presidente Jerome Powell tras el anuncio.

Las expectativas del mercado de que la Reserva Federal recorte los tipos en septiembre se moderaron un poco tras la declaración de la Fed, con la herramienta FedWatch de CME indicando una probabilidad del 63,5% de un recorte de tipos de al menos 25 puntos básicos, por debajo de aproximadamente el 70% que se esperaba tras la publicación de los datos de inflación.

El bono del Tesoro estadounidense a 10 años se situó en -8,2 puntos básicos, tras el anuncio de la Reserva Federal y las nuevas proyecciones de los gráficos de puntos. El rendimiento del Tesoro estadounidense a dos años, que suele alinearse con las expectativas de tipos de interés, cayó -7,6 puntos básicos, situándose en el 4,758% después de caer hasta el 4,67%, su nivel más bajo desde el 5 de abril.

El rendimiento de referencia alemán a 10 años subió +1,6 puntos básicos ayer, mientras que el rendimiento británico a 10 años ha caído -5,4 puntos básicos hasta el 4,131% esta semana. El spread entre los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años y los bonos alemanes se sitúa actualmente en 179,2 puntos básicos, lo que supone una ampliación de +2,7 puntos básicos desde los 176,5 puntos básicos de la semana pasada.

El rendimiento de los bonos italianos, referencia de la periferia de la eurozona, ha experimentado un aumento de +10,6 puntos básicos hasta el 3,925%. En consecuencia, el spread entre los rendimientos italianos y alemanes a 10 años se ha ampliado +9,0 puntos básicos, hasta 139,4 puntos básicos, frente a los 130,4 puntos básicos de la semana pasada.

El rendimiento francés a 10 años ha sufrido un descenso de -8 puntos básicos, situándose en el 3,16%. Esto siguió a un reciente máximo del 3,338% el martes, su nivel más alto desde noviembre.

El spread entre los bonos franceses y alemanes, un indicador clave de la prima de riesgo que exigen los inversores por mantener deuda francesa, ha aumentado ligeramente hasta los 61,7 puntos básicos, tras la subida de 66,9 puntos básicos del día anterior, el nivel más alto desde marzo de 2023.

Los mercados monetarios estiman en algo menos de 40 puntos básicos la posibilidad de nuevos recortes de tipos del BCE de aquí a finales de año, lo que implica un segundo recorte de tipos, probablemente en septiembre u octubre, y alrededor de un 50% de probabilidades de un tercer recorte.

Materias primas

El oro al contado +0,56% acumulado mensual y +13,27% acumulado anual hasta situarse en 2.336 $ la onza.
La plata al contado -2,07% acumulado mensual y +23,76% acumulado anual hasta situarse en 29,81 $ la onza.
El crudo West Texas Intermediate +1,16% acumulado mensual y +8,32% acumulado anual hasta situarse en 77,87 $ el barril.
El crudo Brent +1,74% acumulado mensual y +7,11% acumulado anual hasta situarse en 82,52 $ el barril.

Los precios del oro, que habían subido a primera hora del día, experimentaron una moderación de las ganancias el miércoles tras el anuncio de los tipos de interés de la Fed, se establecieron un 0,2% al alza. Los precios del oro al contado han bajado un -0,77% esta semana.

La AIE prevé que la demanda mundial de petróleo alcance su punto máximo en 2029, a diferencia de las perspectivas de la OPEP. La Agencia Internacional de la Energía (AIE) anunció el miércoles que se prevé que la demanda mundial de petróleo alcance su punto máximo en 2029 y comience a contraerse al año siguiente, a pesar del aumento de la oferta de EE. UU. y otros países no pertenecientes a la OPEP, lo que se traducirá en un importante superávit esta década.

La AIE revisó su anterior predicción de que la demanda máxima de petróleo se alcanzaría en 2030, adelantando la fecha a 2029. Esta previsión difiere de la de la OPEP, que prevé que el crecimiento de la demanda continúe mucho después de 2029 debido a una transición más lenta hacia combustibles más limpios y no ha pronosticado un pico. El martes, la OPEP mantuvo su previsión de crecimiento de la demanda para 2024 en 2,25 millones de bpd y en 1,85 millones de bpd para 2025.

De acuerdo con el informe anual de la AIE, el crecimiento de la demanda de petróleo se estabilizará en 105,6 millones de barriles diarios en 2029, antes de experimentar una ligera contracción en 2030, impulsada por el aumento del uso de vehículos eléctricos, la mejora de la eficiencia y el abandono del petróleo en la generación de electricidad.

Además, la AIE prevé que la capacidad de oferta alcance casi 114 millones de bpd en 2030, superando la demanda prevista en 8 millones de bpd. Se espera que los productores no pertenecientes a la OPEP, encabezados por EE. UU., representen las tres cuartas partes de este aumento de capacidad.

El director ejecutivo de la AIE, Fatih Birol, ha subrayado la importancia de estas previsiones: "Las proyecciones de este informe, basadas en los datos más recientes, muestran la aparición de un importante excedente de oferta en esta década, lo que sugiere que las compañías petroleras deberían asegurarse de que sus estrategias y planes de negocio están preparados para los cambios que se están produciendo".

El crecimiento de la demanda estará impulsado principalmente por las economías emergentes de Asia, en particular el transporte por carretera en la India y el combustible para aviones y los productos petroquímicos en China.

El previsto exceso de oferta tendrá implicaciones más amplias, especialmente para los países de la OPEP que dependen en gran medida de los ingresos del petróleo para sus gobiernos. La AIE ha señalado: "Una capacidad sobrante a tales niveles podría tener consecuencias significativas para los mercados del petróleo, incluidas las economías productoras de la OPEP y de fuera de ella, así como para la industria estadounidense del esquisto".

En un informe separado, la AIE también ha revisado a la baja su previsión de crecimiento de la demanda de petróleo para 2024 en 100.000 bpd, hasta 960.000 bpd, atribuyendo el ajuste a la atonía del consumo en los países desarrollados. Se espera que la atonía de la economía y el aumento de la energía verde se traduzcan en un crecimiento de 1 millón de bpd el año que viene.

Nota: Los datos son del 12 de junio de 2024 a las 17.30 EDT

Datos clave que moverán los mercados esta semana

EUROPA

Jueves: Índice de precios de consumo armonizado español y producción industrial de la zona euro.
Viernes: Reunión del Eurogrupo y discursos del vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos, el economista jefe Phillip Lane, la miembro del Comité Ejecutivo Isabel Schnabel y la presidenta Christine Lagarde.
Sábado: Discurso de Isabel Schnabel, miembro del Comité Ejecutivo del BCE.
Lunes: Reunión del Eurogrupo, IPC italiano, coste laboral de la zona euro e informe mensual del Bundesbank.
Martes: Reunión del Eurogrupo, encuestas alemanas del ZEW sobre la situación actual y el sentimiento económico, índice armonizado de precios al consumo de la zona euro, índice subyacente armonizado de precios al consumo de la zona euro y encuesta del ZEW sobre el sentimiento económico de la zona euro.

REINO UNIDO

Viernes: Expectativas de inflación de los consumidores.
Miércoles: IPC, IPP e IPIR.

EE. UU.

Jueves: Peticiones iniciales y continuas de subsidio de desempleo e IPP. 
Viernes: Índice de sentimiento del consumidor de Michigan, expectativas de inflación del consumidor a 5 años de la Universidad de Michigan, informe de política monetaria de la Fed y discursos del presidente de la Fed de Chicago, Austan Goolsbee, y de la gobernadora de la Fed, Lisa Cook.
Lunes: Índice manufacturero Empire State de Nueva York y discurso del presidente de la Fed de Filadelfia, Patrick Harker.
Martes: Ventas al por menor y producción industrial.
Miércoles: Los mercados estadounidenses permanecen cerrados por la festividad del Día de la Liberación.

CHINA 

Lunes: Producción industrial y ventas al por menor.

JAPÓN

Viernes: Decisión sobre los tipos de interés y declaración de política monetaria del Banco de Japón.
Martes: Actas de la reunión de política monetaria del BoJ, exportaciones, importaciones y balanza comercial de mercancías.

Actualizaciones macroeconómicas mundiales

Los precios de la energía reducen la inflación. El informe del índice de precios al consumo (IPC) de mayo reveló un enfriamiento de la inflación, con un IPC subyacente del +0,2% intermensual, por debajo de la previsión de consenso del +0,3% y marcando el menor aumento desde agosto de 2021. En términos anualizados, la inflación subyacente alcanzó el +3,4%, ligeramente por debajo del +3,5% previsto. El IPC general se mantuvo sin cambios intermensuales, en contra de las expectativas de un aumento del 0,1%, y representó el nivel más bajo desde mayo de 2020. La inflación general anualizada se situó en el +3,3%, por debajo de la previsión de consenso del +3,4%.

Los precios de la energía, impulsados principalmente por la gasolina, contribuyeron a la tendencia deflacionista de forma significativa, con una caída del -2% intermensual. Algunos analistas sugieren que los descensos de mayo de los precios de la gasolina, combinados con las expectativas de mayores descuentos en los bienes de consumo, podrían indicar un mayor debilitamiento en los datos del IPC de junio.

Sin embargo, la inflación de la vivienda se mantuvo persistentemente alta, junto con la de los alimentos fuera del hogar. Los costes de la vivienda aumentaron un +0,4% intermensual por cuarto mes consecutivo, convirtiéndose en el principal factor de la elevada inflación subyacente. Además, las cifras del IPC de mayo pueden ser artificialmente bajas debido a los descensos insostenibles de las tarifas aéreas (conocidas por su volatilidad) y de los seguros de automóvil.

Tras el informe, los futuros de los fondos de la Fed indican ahora una probabilidad del 60% de un recorte de los tipos de 0,25 puntos porcentuales en septiembre, frente al 50% anterior a la publicación de los datos.

La Fed mantiene los tipos y revisa al alza las previsiones de inflación. Los responsables de la Reserva Federal se mostraron prudentes en materia de política monetaria y prevén una única reducción de los tipos de interés este año. Tal y como se esperaba, la Reserva Federal mantuvo el tipo de interés de los fondos federales entre el 5,25% y el 5,5%.

Las nuevas proyecciones económicas revelaron que 15 de los 19 funcionarios prevén una reducción de los tipos este año, con el grupo dividido aproximadamente entre uno o dos recortes. La proyección mediana reflejaba una expectativa de una reducción, lo que atenuó las esperanzas de los inversores de un recorte en septiembre, que habían aumentado tras el positivo informe de inflación.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, reconoció la reciente mejora en las lecturas de inflación durante una conferencia de prensa, declarando: "Hemos hecho un progreso bastante bueno en la inflación". Este caracterizó el informe del IPC del miércoles como "un paso en la dirección correcta... pero uno no quiere estar demasiado motivado por un solo dato". Powell subrayó además la necesidad de "más datos buenos" antes de considerar recortes de tipos.

A pesar del tono cauto de Powell, muchos inversores no se inmutaron, y los rendimientos de referencia del Tesoro a 10 años cayeron hasta el 4,323%, prolongando el repunte de la renta fija de junio. Sin embargo, las nuevas proyecciones de tipos elevaron el tipo "neutral" a largo plazo necesario para mantener la inflación bajo control del 2,6% al 2,8%. El tipo a largo plazo ha subido más de un cuarto de punto porcentual con respecto a las dos últimas series de proyecciones de la Reserva Federal. Esto podría indicar que la inflación será más difícil de reducir en el futuro de lo que se esperaba.

Finalmente, 15 funcionarios pronosticaron un recorte de los tipos este año, de los cuales ocho estimaron dos recortes, siete anticiparon un recorte y cuatro no pronosticaron ningún recorte. Ningún funcionario preveía tres recortes, frente a los nueve de marzo. También mantuvieron su anterior previsión de no subir los tipos en 2024. 

Powell, destacando el enfoque cauteloso de los funcionarios para modelar la inflación, describió dos veces las previsiones de inflación que sustentan las proyecciones de tasas como "conservadoras". Los funcionarios tendrán una lectura más de la inflación antes de su próxima reunión de política en julio y tres informes mensuales más antes de la siguiente reunión a mediados de septiembre. La reunión de septiembre es la última que celebra la Reserva Federal antes de las elecciones presidenciales del 5 de noviembre.

Los funcionarios de la Reserva Federal revisaron al alza sus previsiones de inflación, anticipando ahora un aumento de los precios subyacentes del 2,8% en el cuarto trimestre respecto al año anterior, frente al 2,6% de sus previsiones de marzo. Estos prevén una desaceleración de la inflación subyacente hasta el 2,3% el año próximo y el 2% a partir de entonces. "Los indicadores recientes sugieren que la actividad económica ha seguido creciendo a buen ritmo. Los aumentos del empleo se han mantenido firmes y la tasa de desempleo se ha mantenido baja", declaró la Reserva Federal en su comunicado.

Se espera que la tasa de desempleo se mantenga estable en el 4,0% en 2024, en línea con la previsión anterior. Se prevé que aumente ligeramente hasta el 4,2% en 2025, antes de descender hasta el 4,1% en 2026.

La Fed mantuvo su anterior previsión para el crecimiento económico de EE. UU., con un ritmo anualizado previsto del 2,1% este año, seguido de un ligero descenso hasta el 2,0% en 2025 y manteniéndose en ese nivel hasta 2026.

Bruselas desata temores de guerra comercial con China. La Comisión Europea ha decidido imponer aranceles provisionales a los vehículos eléctricos (VE) chinos importados que oscilan entre el 17% y el 38%, con efecto a partir del mes que viene. Estos aranceles, que se aplicarán además del arancel existente del 10% a todos los vehículos eléctricos chinos, dependen del grado de cumplimiento por parte de las empresas de una investigación antisubvenciones de la UE iniciada en septiembre.

Los principales exportadores, como BYD y Geely, se enfrentarán a aranceles adicionales del 17% y el 20%, respectivamente. Las marcas europeas que fabrican vehículos eléctricos en China, como Mercedes Benz y Renault, incurrirán en un arancel del 21%, mientras que Tesla podría estar sujeta a un tipo calculado de forma individual. Las empresas que se considere que no han cooperado con la investigación, incluida SAIC, estarán sujetas al tipo más alto, del 38%.

Valdis Dombrovskis, Comisario de Comercio de la UE, subrayó la necesidad de estas medidas en respuesta al aumento de las importaciones de vehículos eléctricos con baterías chinas fuertemente subvencionadas, afirmando que supone un riesgo para la industria de la UE. Este expresó su disposición a discutir soluciones alternativas con Pekín en las semanas previas a la imposición definitiva de aranceles el 4 de julio.

El Ministerio de Comercio chino expresó su descontento con la decisión de la UE, que calificó de "mal informada e ilegal", y prometió adoptar las medidas necesarias para proteger los derechos de las empresas chinas. Estos criticaron a la UE por politizar las cuestiones económicas y comerciales e inventar reclamaciones de subvenciones.

Se espera que los aranceles, defendidos por Francia, generen ingresos sustanciales para el presupuesto de la UE, ya que las ventas de vehículos eléctricos chinos en Europa siguen creciendo. China, el mayor socio comercial de la UE, exportó a la UE vehículos eléctricos por valor de 10.000 millones de euros en 2023.

A pesar de los intentos de China por convencer a los Estados miembros de la UE de que se opongan a los aranceles, las medidas cuentan con un amplio apoyo en la UE. Dombrovskis destacó el significativo aumento de la cuota de mercado de los vehículos eléctricos importados de China, citando pruebas de que los fabricantes y proveedores chinos reciben préstamos subvencionados, exenciones fiscales y terrenos baratos.

Los aranceles han suscitado inquietud en algunos Estados miembros de la UE, como Alemania, Suecia y Hungría, por temor a las represalias chinas y al posible impacto negativo en sus industrias automovilísticas. Sin embargo, se necesitaría una mayoría de Estados miembros para anular la decisión, y los aranceles se votarán antes del 2 de noviembre. El aumento de los aranceles propuesto se produce después de que EE. UU. anunciara el mes pasado la imposición de aranceles en virtud de la sección 301, que pasarán del 25% al 100% en 2024, así como gravámenes sobre semiconductores, baterías, células solares y minerales críticos, además de incrementos sobre el acero y el aluminio.

Aunque se han hecho todos los esfuerzos posibles para verificar la exactitud de esta información, EXT Ltd. (en adelante, "EXANTE") no se hace responsable de la confianza que cualquier persona pueda depositar en esta publicación o en cualquier información, opinión o conclusión contenida en ella. Las conclusiones y opiniones expresadas en esta publicación no reflejan necesariamente la opinión de EXANTE. Cualquier acción realizada sobre la base de la información contenida en esta publicación es estrictamente bajo su propio riesgo. EXANTE no se hará responsable de ninguna pérdida o daño relacionado con esta publicación.

Este artículo se presenta a modo informativo únicamente y no debe ser considerado una oferta ni solicitud de oferta para comprar ni vender inversión alguna ni los servicios relaciones a los que se pueda haber hecho referencia aquí.

Siguiente artículo
Desarrollada por profesionales para profesionales.
privacy protect
Oficina de representación más cercana:  28 October Avenue, 365
Vashiotis Seafront Building,
3107, Limassol, Chipre, +357 2534 2627
Versión 1.9.9