EXANTE Quarterly Macro Insights

EXANTE Quarterly Macro Insights

Una visión general del segundo trimestre de 2022

El segundo trimestre de 2022 ha convertido al primer semestre del año en el peor periodo para la renta variable de los mercados desarrollados desde el año 1970. Los mercados mundiales se vieron sometidos a presiones debido a que los inversores reaccionaron tanto a la creciente probabilidad de nuevas y mayores subidas de los tipos de interés como a un mayor riesgo de que se produzca una recesión mundial. Los bonos del Estado se vieron afectados, ya que los rendimientos aumentaron junto con las expectativas de subidas de los tipos de interés. 

Índices estadounidenses:

  • El S&P 500 ha caído un 16,1% en el segundo trimestre de 2022 y un 20,5% en lo que va de año.
  • El Nasdaq 100 ha bajado un 30,3% en el segundo trimestre y un 27,9% en lo que va de año. 
  • El Nasdaq ha caído un 22,4% en el segundo trimestre y un 28,1% a lo largo del año.
  • El Dow Jones Industrial Average ha bajado un 10,5% en el segundo trimestre y un 15,3% en lo que llevamos de año.

Índices europeos:

  • El Stoxx600 ha bajado un 10,47% en el segundo trimestre y un 16,7% en lo que va de año.
  • El DAX ha caído un 11,3% en el segundo trimestre y un 21,2% a lo largo del año.
  • El CAC40 ha bajado un 11,1% en el segundo trimestre y un 17,3% en lo que va de año.
  • El IBEX35 ha perdido un 4,1% en el segundo trimestre y un 10,4% a lo largo del año.
  • El FTSE MIB ha bajado un 14,9% en el segundo trimestre y un 24,8% en lo que llevamos de año. 
  • El FTSE 100 ha caído un 4,6% en el segundo trimestre y un 4,7% en lo que va de año.

El bitcoin ha perdido un 58,7% de su valor en el segundo trimestre y un 55,6% en lo que va de año.
Nota: Datos del 14 de julio de 2022 a las 19:30 horas EST

Durante el trimestre ha surgido la preocupación de que el crecimiento económico se dirigía a una desaceleración, ya que el PMI compuesto de Estados Unidos cayó de 53,6 a 51,2 en el mes de junio. El componente de servicios se redujo de 53,4 a 51,6, pero la producción manufacturera cayó de 55,2 a un mínimo de dos años en 49,6. La confianza de los consumidores está disminuyendo, ya que el índice de confianza de los consumidores del Conference Board bajó 4,5 puntos en junio, hasta los 98,7. La Reserva Federal de EE. UU. (Fed) ha dejado muy claro que está decidida a controlar la inflación a pesar de que esto pueda aumentar los niveles de desempleo. La Fed había previsto que el desempleo tenía que subir justo por encima del 4% para bajar la inflación. Actualmente asciende al 3,6%. Todos los sectores del mercado se vieron afectados en el segundo trimestre, siendo los sectores más volátiles los de crecimiento y los valores tecnológicos como Amazon, Tesla, Twitter y Apple.

La eurozona ha seguido viéndose afectada de forma negativa por la crisis de Ucrania, la posible escasez de gas debido a la amenaza de Rusia de cortar el suministro, la creciente inflación de los alimentos y el riesgo de fragmentación de los mercados de deuda soberana. La confianza de los consumidores cayó durante el segundo trimestre, hasta -23,6, desde -21,2 en mayo, el nivel más bajo desde abril de 2020. El continuo aumento de la inflación (que se situó en el 8,1% en mayo y se espera que alcance el 8,6% en junio), ha dado lugar a que la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, declare que la baja inflación de la época anterior a la pandemia de la covid-19 no volverá y que el BCE tiene que actuar ahora debido a que es probable que el crecimiento de los precios se mantenga por encima del objetivo del 2% durante los próximos años.

En Asia sin incluir Japón, los mercados de valores registraron una caída del 8,9% durante el segundo trimestre. China se vio afectada por la reaparición de la covid y los subsiguientes confinamientos, pero aún así consiguió terminar el trimestre en territorio positivo, ya que las medidas de confinamiento relacionadas con la covid-19 empezaron a relajarse. En el resto de Asia sin Japón, el sentimiento de los inversores se centró en el aumento de la inflación mundial, la subida de los precios de la energía y los continuos problemas de la cadena de suministro. Corea del Sur fue el mercado con peor comportamiento, siendo los valores financieros, tecnológicos y energéticos los más afectados. Taiwán también fue más débil debido a la preocupación por las perspectivas del comercio mundial y el impacto que esta tendría en la demanda de sus productos tecnológicos. La India, Filipinas, Singapur, Malasia, Indonesia y Tailandia sufrieron pérdidas en los precios de sus acciones durante el segundo trimestre. 

Las acciones de los mercados emergentes se desplomaron un 11,3% en el segundo trimestre, ya que el dólar siguió fortaleciéndose y el aumento de los precios de los alimentos y la energía pesó en el ánimo. Sin embargo, estos siguieron superando a los mercados desarrollados, que sufrieron un descenso superior al 16%. 

Los mercados latinoamericanos de Colombia, Perú y Brasil estuvieron entre los más débiles en el segundo trimestre debido a los crecientes riesgos de recesión, la incertidumbre política interna y la debilidad de los precios de los metales industriales, que llevaron a la depreciación de las divisas.  

El dólar sube

Las expectativas de un endurecimiento monetario más rápido en EE. UU. también han contribuido a un repunte del dólar. El euro mantiene a duras penas la paridad debido a la ralentización de las maniobras del BCE y ha caído un 11,9% en lo que va de año. La libra esterlina ha bajado un 12,6% en lo que va de año, ya que se espera que la inflación, que se situó en el 9,1% en junio, supere el 11% en el cuarto trimestre y que el Banco de Inglaterra no pueda actuar sin desencadenar una recesión. A pesar de que el PIB creció un 0,5% en mayo de este año, tras sufrir un descenso del 0,2% en abril y del 3,5% en los 12 meses hasta mayo de 2022, la amenaza del aumento de los precios de la energía y los alimentos, junto con la caída de los niveles de confianza de los consumidores, que descendieron a -41,0 en junio desde el -40,0 de mayo y son los más débiles de los que se tiene constancia, aumenta el riesgo de recesión para el Reino Unido. El yen ha bajado más de un 20% en lo que va de año y ha seguido cayendo mientras el Banco de Japón (BoJ) continúa con su política monetaria laxa, el déficit presupuestario sigue creciendo, los precios de la energía afectan más a la economía que en EE. UU., el superávit comercial se reduce y el crecimiento sigue siendo inferior al de EE. UU. 

Los precios del petróleo Brent, el WTI y el gas natural, de referencia mundial, experimentaron una gran volatilidad en el segundo trimestre como resultado de la disminución de la demanda debido a los continuos confinamientos por covid en China, la amenaza de cierre de los suministros energéticos rusos a Europa, la preocupación por la ralentización de la demanda mundial debido a la creciente probabilidad de recesión mundial, y las limitaciones de la oferta debidas a los problemas en EE. UU., así como al aumento de las tensiones geopolíticas en Oriente Medio.  

Cosas que tener en cuenta para el tercer trimestre de 2022

Para el tercer trimestre de 2022, se espera que aumente el temor a que los bancos centrales se excedan en la aplicación de una política monetaria restrictiva, ya que los precios de la energía siguen siendo elevados debido a las limitaciones de la oferta, a pesar de las caídas de la demanda en Asia. Mientras tanto, el espectro de un menor crecimiento y una recesión mundial persigue a los mercados, ya que el aumento de los precios de los alimentos y de otras materias primas está afectando a la demanda de los consumidores y causando estragos políticos. En el tercer trimestre, la atención se centrará en averiguar si la recesión llegará a Estados Unidos, y cuándo, y con qué rapidez lo hará en otras partes del mundo. Los mercados se muestran cada vez más escépticos con respecto a la capacidad de la Fed para normalizar su balance, controlar la inflación y evitar la recesión. La crisis en Ucrania, junto con la creciente crisis alimentaria en el continente subasiático, Oriente Medio y África, están creando mayores riesgos geopolíticos, especialmente en Europa. Esto tiene importantes implicaciones para las políticas nacionales de globalización/desglobalización, los presupuestos (y los riesgos de fragmentación en la UE) y las políticas de cambio climático. Los inversores podrían revisar sus carteras para el resto de 2022 centrándose en las cuestiones clave de la seguridad energética, la seguridad alimentaria y, en una época de crecientes ciberataques a los gobiernos, la ciberseguridad.

Entre los posibles riesgos geopolíticos para los inversores que podrían afectar a los precios de las materias primas, las divisas y el rendimiento de las acciones, además de afectar a los mercados de bonos y a las clases de activos alternativos como las criptomonedas, se incluyen: 

20 de julio de 2022 - Reunión del Banco de Japón. A diferencia de prácticamente todos los demás bancos centrales importantes, el Banco de Japón ha seguido manteniendo una política monetaria flexible y dando prioridad al "control de la curva de rendimiento" a través de la compra de un número ilimitado de bonos del Estado. Incluso con el yen en mínimos de 24 años frente al dólar estadounidense, el crecimiento salarial sigue siendo escaso. Se centra más en los riesgos "extremadamente elevados" para el crecimiento económico que ve en la continua incertidumbre sobre la pandemia de la covid-19 y el impacto en la demanda global, el caos geopolítico causado por los acontecimientos en Ucrania y el impacto asociado en los precios de las materias primas.
 
21 de julio de 2022 - Reunión del BCE y decisión de política monetaria. El BCE dejó claro en junio que en julio iniciará su primera subida de los tipos desde 2011, con un movimiento muy probable de 25 puntos básicos la semana que viene y una subida de 25 puntos básicos en septiembre. Sin embargo, dado que se espera que la inflación siga subiendo incluso más debido al aumento de los precios de la energía, los alimentos y otros insumos, y que también está el debilitamiento del tipo de cambio del euro que se suma a las presiones inflacionarias, es muy posible que el BCE quiera ser más agresivo en su primera subida llegando hasta los 50 puntos básicos. El descenso del desempleo en la UE hasta el 6,6% registrado en mayo (desde el 6,8% en abril), da al BCE cierto margen de maniobra para actuar, ya que eso podría alejar un poco la recesión, pero también hay presiones políticas; el colapso del gobierno italiano ha puesto aún más presión sobre la nueva herramienta antifragmentación del BCE o, como se llama ahora, su mecanismo de protección de la transmisión. Los mercados tendrán muchas dudas sobre la capacidad de definir un diferencial neutral mientras siga subiendo los tipos.

26 de julio de 2022 - Reunión de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos. Se preveía una subida de los tipos de 75 puntos básicos antes de la lectura de la inflación de junio del 9,1%. A pesar del aumento de las solicitudes iniciales de subsidios de desempleo estatales (que subieron en 9.000, hasta una cifra desestacionalizada de 244.000, en la semana terminada el pasado 9 de julio, la más alta desde mediados de noviembre de 2021), el mercado laboral sigue siendo ajustado, con casi dos vacantes por cada desempleado. Los mercados creen que ahora hay un 45% de posibilidades de que se produzca una subida de 100 puntos básicos. Sin embargo, el gobernador de la Fed, Christopher Waller, y el presidente de la Fed de San Luis, James Bullard, apoyaron públicamente una subida de 75 puntos básicos en julio. 

4 de agosto - Reunión de política monetaria del Banco de Inglaterra. En su reunión del pasado mes de junio, el Comité de Política Monetaria votó por mayoría de 6 a 3 a favor de aumentar el tipo de interés bancario en 25 puntos básicos, hasta el 1,25%, mientras que la minoría quería una subida de 50 puntos básicos, hasta el 1,5%. Los miembros de la minoría preferían aumentar el tipo de interés bancario en 0,5 puntos porcentuales, hasta el 1,5%. El gobernador del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey, ha dicho que los responsables de la política monetaria "tienen la opción" de actuar con más fuerza para frenar la inflación si es necesario y no ha descartado subir los tipos en 50 puntos básicos en la siguiente reunión, algo con lo que los mercados están de acuerdo. Sin embargo, dado que la OCDE prevé que la economía británica no crecerá en absoluto en 2023, y que el propio BoE cree que el Reino Unido caerá en recesión este año, el riesgo de estanflación no ha desaparecido a pesar del aumento del PIB registrado durante el mes de mayo. 

8 de septiembre de 2022 - Reunión del BCE y decisión de política monetaria. El Banco Central Europeo (BCE) seguirá guiándose por los datos. Sin embargo, si el euro cae por debajo de la paridad con el dólar, algo que es probable que suceda dado el ritmo más rápido de las subidas de la Fed, la posición de los activos refugio del dólar y los crecientes riesgos geopolíticos tanto dentro de la eurozona como junto a ella, el banco podría verse obligado a actuar con mayor rapidez para así contener la inflación.

11 de septiembre de 2022 - Elecciones generales en Suecia. Suecia celebrará elecciones generales para elegir a los 349 miembros del Riksdag, el Parlamento de Suecia, quienes, a su vez, elegirán al Primer Ministro de Suecia. De acuerdo con la Constitución, el mismo día se celebrarán también elecciones regionales y municipales. La política exterior desempeñará un papel más importante en esta campaña electoral de lo que suele ser habitual, después de que Suecia llegara a un acuerdo con Turquía para poder ingresar en la OTAN. El apoyo a los socialdemócratas gobernantes en Suecia, que se encuentran en el poder desde 2014, ha aumentado al entrar en la OTAN, pero sigue siendo un gobierno minoritario y un parlamento fragmentado puede dificultar la formación de un gobierno tras las elecciones nacionales de septiembre.

15 de septiembre de 2022 - Reunión de política monetaria del Banco de Inglaterra. Mucho dependerá de cómo reaccionen la demanda de los consumidores y la inversión de las empresas a la inflación, si la libra esterlina sigue cayendo frente al dólar y el euro mientras continúan los desacuerdos sobre el proyecto de ley de protocolo de Irlanda del Norte, y si el crecimiento empieza a ralentizarse. 

20 de septiembre de 2022 - Reunión de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos. En agosto continuará el debate para ver si la inflación subyacente ha caído lo suficiente como para que la Fed frene su agenda de subidas de los tipos. Los mercados seguirán siendo cautelosos ante la posibilidad de un rebasamiento y vigilarán de cerca las cifras laborales, así como la confianza de los consumidores, la inversión de capital y las estadísticas sobre la vivienda, incluidos los tipos hipotecarios.

DESCARGO DE RESPONSABILIDAD: Aunque se han hecho todos los esfuerzos posibles para verificar la exactitud de esta información, EXT Ltd. (en adelante, "EXANTE") no se hace responsable de la confianza que cualquier persona pueda depositar en esta publicación o en cualquier información, opinión o conclusión contenida en ella. Las conclusiones y opiniones expresadas en esta publicación no reflejan necesariamente la opinión de EXANTE. Cualquier acción realizada sobre la base de la información contenida en esta publicación es estrictamente bajo su propio riesgo. EXANTE no se hará responsable de ninguna pérdida o daño relacionado con esta publicación.

Este artículo se presenta a modo informativo únicamente y no debe ser considerado una oferta ni solicitud de oferta para comprar ni vender inversión alguna ni los servicios relaciones a los que se pueda haber hecho referencia aquí.

Siguiente artículo
Desarrollada por profesionales para profesionales.
privacy protect
Oficina de representación más cercana:  28 Oktovriou, 365
Vashiotis Seafront Building
3107, Limassol, Chipre, +357 2534 2627
Versión 0.4.211-a668de37
EXANTE dona 1 millón de dólares para ayudar a los niños en Ucrania

EXANTE ha donado 1 millón de dólares a la respuesta de emergencia de UNICEF para apoyar a los niños y familias vulnerables afectados por la guerra en curso en Ucrania así como a los que se han visto obligados a huir a los países vecinos.