¿La renta variable a la luna?

¿La renta variable a la luna?

Noticias sobre beneficios empresariales
Índices de los mercados mundiales
Divisas
Criptomonedas
Renta fija
Noticias del sector de las materias primas
Datos clave que moverán los mercados esta semana
Actualizaciones macroeconómicas mundiales

Noticias sobre beneficios empresariales

Calendario de resultados empresariales del 16 al 22 de mayo de 2024

Jueves: Walmart, Applied Materials y Deere & Company
Viernes: Land Securities
Lunes: Palo Alto Networks, Keysight Technologies y Nordson
Martes: Lowe’s y Smiths Group
Miércoles: Nvidia, TJX, Analog Devices y Target
Jueves: Intuit, Medtronic, Autodesk, Dollar Tree y Ralph Lauren

Evolución de los índices bursátiles estadounidenses

El Nasdaq 100 +6,62% acumulado mensual y +10,52% acumulado anual
El Dow Jones Industrial Average +5,53% acumulado mensual y +5,89% acumulado anual
El NYSE +4,40% acumulado mensual y +9,05% acumulado anual
El S&P 500 +5,41% acumulado mensual y +11,29% acumulado anual

El índice S&P 500 subió un +2,32% la semana pasada, y 10 de los 11 sectores registraron resultados positivos en lo que va de año. La versión ponderada del S&P 500 registró una subida del +2,15% semanal, con un rendimiento del +4,18% acumulado mensual y del +6,34% acumulado anual.

El sector de tecnologías de la información del S&P 500 es el más destacado este mes, con una subida del +8,76% acumulado mensual y del +15,66% acumulado anual, mientras que el sector de la energía ha registrado el peor comportamiento, con un 0,00% acumulado mensual y un +11,70% acumulado anual.

Los principales índices bursátiles estadounidenses alcanzaron máximos históricos después de que el último informe de inflación indicara una moderación de las presiones sobre los precios, desafiando las expectativas de lecturas más alcistas. El S&P 500, el Dow Jones Industrial Average y el Nasdaq 100 cerraron en máximos históricos el mismo día por primera vez desde el 21 de marzo. Se trata del vigesimotercer récord del S&P 500 en 2024, mientras que el índice de volatilidad de Wall Street (VIX) cayó a su nivel más bajo desde el mes de enero. El Dow Jones Industrial Average subió un +0,88%, sumando alrededor de 350 puntos y acercándose a la marca de los 40.000 puntos. El Nasdaq 100, que está centrado en la tecnología, subió un +1,49%.

Durante la sesión de ayer, las ganancias del S&P 500 estuvieron lideradas por el sector tecnológico, con las acciones de Super Micro Computer aumentando un +15,81% y las de Advanced Micro Devices ganando un +4,25%. El índice de precios de consumo (IPC) subyacente, que excluye los costes de alimentación y energía, aumentó un +0,3% con respecto a marzo, poniendo fin a una racha de tres lecturas por encima de las previsiones que habían suscitado preocupación por una inflación arraigada. La tasa interanual también se redujo hasta el 3,4%, su ritmo más lento en tres años.

Aunque es posible que el informe de abril no induzca a la Reserva Federal a bajar los tipos de interés de forma inmediata, sí que ha aliviado los temores de los inversores a que una inflación persistentemente alta obligue a mantener los tipos elevados o a nuevas subidas. Estos datos podrían volver a centrar la atención en "cuándo" bajará los tipos la Reserva Federal en 2024, en vez de en "si" los bajará. Este cambio probablemente respaldaría los activos de riesgo, aunque sería necesaria una continuación de datos similares para consolidar esta tendencia.

Mientras tanto, el reciente repunte de las acciones meme, que recuerda al frenesí de las operaciones minoristas de 2021, perdió impulso el miércoles. Las acciones de GameStop y AMC Entertainment se desplomaron un -18,87% y un -20,00%, respectivamente, a pesar de haber subido más de un 125% y un 88% durante la semana.

En lo que a noticias corporativas respecta, el director ejecutivo de Walt Disney, Bob Iger, ha anunciado que la compañía tiene la intención de reducir los gastos de marketing en el emblemático servicio de streaming Disney+ con el fin de lograr la rentabilidad a finales del año fiscal. Netflix también ha revelado su intención de retransmitir dos partidos de la NFL el día de Navidad, ampliando así su apuesta por los eventos en directo.

Acciones estadounidenses

Empresas de gran capitalización: Esta ha sido una semana mixta para los "Siete Magníficos" debido a una fuerte temporada de resultados, unida al impulso del sector de las tecnologías de la información, que se ha visto impulsado por las expectativas de que se produzca una posible bajada de los tipos de interés a finales de año. Alphabet +1,59%, Apple +3,82%, Meta Platforms +1,89%, Microsoft +3,05% y Nvidia +4,67%, mientras que Amazon -1,07% y Tesla -0,42% han sido los únicos miembros que han perdido terreno.

Las acciones de las empresas del sector energético han tenido una semana mixta, ya que el propio sector energético subió un +0,59%, lo que elevó el rendimiento del sector en lo que va de año hasta el +11,70%. Baker Hughes +3,23%, ExxonMobil +2,09%, Halliburton +0,86%, Chevron +0,31% y Apa Corp (US) +0,10%, mientras que Marathon Petroleum -4,58%, ConocoPhillips -1,92%, Shell -0,78%, Phillips 66 -0,50% y Occidental Petroleum -0,47%.

Las acciones de los sectores de materiales y minería han tenido una semana positiva, ya que el sector de materiales sumó un +1,37%, elevando el rendimiento del sector en lo que va de año al +7,32%. Sibanye Stillwater +9,38%, Freeport-McMoRan +7,31%, Newmont Mining +3,97%, Nucor +3,78%, Mosaic +2,16% y CF Industries +2,14%, mientras que Albemarle -2,22% y Yara International -0,69%.

Evolución de los índices bursátiles europeos

El Stoxx 600 +3,93% acumulado mensual y +9,55% acumulado anual
El DAX +5,23% acumulado mensual y +12,64% acumulado anual
El CAC 40 +3,19% acumulado mensual y +9,24% acumulado anual
El IBEX 35 +4,68% acumulado mensual y +12,48% acumulado anual
El FTSE MIB +4,80% acumulado mensual y +16,52% acumulado anual
El FTSE 100 +3,70% acumulado mensual y +9,21% acumulado anual

Las bolsas europeas alcanzaron máximos históricos ayer miércoles, reflejando la tendencia alcista de Estados Unidos. El índice paneuropeo Stoxx Europe 600 ganó un +0,59% y cerró en la cifra sin precedentes de 524,78 puntos.

El índice DAX alemán también experimentó un crecimiento significativo, subiendo un +0,82% y cerrando en un récord de 18.869,36 puntos, impulsado por unas cifras de producción industrial en la zona euro mejores de lo previsto. El índice francés CAC 40 registró una subida más moderada, del +0,17%, y cerró en los 8.239,99 puntos.

En el Reino Unido, el índice FTSE 100 alcanzó un máximo histórico de 8.445,80 puntos, con una subida del 0,21%. Esta subida se produjo tras un notable repunte de alrededor del 0,40% a principios de la sesión, lo que subraya todavía más el sentimiento positivo de los mercados europeos.

Evolución de otros índices bursátiles mundiales

El MSCI World Index +5,05% acumulado mensual y +9,56% acumulado anual
El Hang Seng +9,08% acumulado mensual y +13,66% acumulado anual

Esta semana, el índice Hang Seng ha subido un +4,15%, mientras que el índice MSCI World lo ha hecho en un +2,16%.

Divisas

El EUR +2,05% acumulado mensual y -1,38% acumulado anual hasta situarse en 1,0884 $.
La GBP +1,58% acumulado mensual y -0,31% acumulado anual hasta situarse en 1,2687 $.

El euro ha avanzado un +1,29% frente al dólar durante la semana pasada, mientras que la libra esterlina ha subido un +1,52%.

La libra alcanzó su nivel más alto frente al debilitado dólar estadounidense en casi dos semanas y se mantuvo estable frente al euro el miércoles, antes de la publicación de los datos del IPC estadounidense.

Las expectativas del mercado sobre futuros recortes de tipos por parte del Banco de Inglaterra se han mantenido prácticamente sin cambios. Los traders estiman en aproximadamente un 50% la probabilidad de que se produzca un primer recorte en junio. El recorte de tipos de 25 puntos básicos en agosto está totalmente descontado, y se esperan más de 50 puntos básicos de recortes para finales de año.

Sin embargo, el índice del dólar ha caído un -1,14% esta semana y un -1,90% en lo que va de año, y mantiene una ganancia interanual del +2,84%. Al cierre de la sesión, se encuentra en mínimos de un mes. El miércoles, este experimentó su caída porcentual más importante en un solo día en lo que va de año, con un descenso del -0,75% y superando su media móvil de 200 días.

Criptomonedas

El bitcoin +10,09% acumulado mensual y +57,20% acumulado anual hasta situarse en 65.913,59 $.
El ethereum +1,63% acumulado mensual y +31,74% acumulado anual hasta situarse en 3.010,60 $.

El bitcoin y el ethereum han estado en territorio positivo durante la semana, ganando +8,30% y +2,30%, respectivamente. 

MicroStrategy, conocida por sus importantes participaciones en bitcoin, va a ser incluida en el índice MSCI World tras un importante repunte del precio de sus acciones, que supera las ganancias del propio activo digital.

La empresa es una de las tres mayores incorporaciones al índice por capitalización bursátil, según informó MSCI el martes. Los proveedores de índices reevalúan sus indicadores de forma periódica, y los últimos cambios entrarán en vigor a finales de mes.

Esta inclusión subraya la creciente integración de la exposición a las criptomonedas en las carteras de inversión tradicionales, dados los considerables activos que siguen o se comparan con el índice MSCI World. Otras vías para dicha exposición son los fondos cotizados en bolsa lanzados recientemente en EE. UU. y Hong Kong, que mantienen directamente activos digitales, lo que con el tiempo podría atraer el interés de los fondos multiactivos.

Las acciones de MicroStrategy han crecido más de un 400% durante el último año, superando la subida de casi el 130% experimentada por el bitcoin durante la recuperación del mercado de las criptomonedas tras la caída de 2022. Aunque a menudo se considera a la empresa como un sustituto de la exposición al bitcoin, este papel se ha cuestionado tras el debut en enero de los ETFs de bitcoin al contado en EE. UU. El miércoles, las acciones subieron aproximadamente un 6%, hasta situarse en los 1.377 dólares.

En marzo, Kerrisdale Capital Management anunció una posición corta en las acciones de MicroStrategy, citando su rendimiento superior en relación con la subida del precio del bitcoin.

Nota: Los datos son del 15 de mayo de 2024 a las 18.30 EDT

Renta fija

La rentabilidad de los bonos estadounidenses a 10 años ha bajado -35,8 puntos básicos intermensuales y subido +45,8 puntos básicos interanuales hasta situarse en el 4,32%.

La rentabilidad de los bonos alemanes a 10 años ha bajado -17,2 puntos básicos intermensuales y subido +39,5 puntos básicos interanuales hasta situarse en el 2,42%.

La rentabilidad de los bonos británicos a 10 años ha bajado -34,0 puntos básicos intermensuales y subido +52,6 puntos básicos interanuales hasta situarse en el 4,07%.

El rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años ha disminuido en -17 puntos básicos esta semana, alcanzando un mínimo de seis semanas del 4,32%.

El rendimiento de referencia del bono alemán a 10 años ha bajado -4 puntos básicos, mientras que el del bono británico a 10 años ha disminuido -7 puntos básicos hasta el 4,07%, el nivel más bajo desde el 10 de abril. El spread entre los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años y los bonos alemanes se sitúa actualmente en 193 puntos básicos, frente a los 220 de mediados de abril y -10 puntos básicos menos que los 203 de la semana pasada.

El rendimiento de los bonos italianos, referencia de la periferia de la eurozona, ha experimentado un aumento marginal de +1 punto básico, hasta situarse en el 3,81%. Sin embargo, el spread entre los rendimientos a 10 años de Italia y Alemania se ha reducido en -1 punto básico, hasta 132 puntos básicos, frente a los 133 puntos básicos de la semana anterior.

Los futuros de los fondos de la Reserva Federal implican 52 puntos básicos de recortes de tipos por parte de la Fed este año, significativamente por debajo de los 160 puntos básicos previstos a principios de año, y por encima de los 45 puntos básicos. En cuanto al Banco Central Europeo, los traders prevén recortes de tipos de alrededor de 70 puntos básicos, lo que equivale a algo menos de tres movimientos de un cuarto de punto.

Materias primas

El oro al contado +0,97% acumulado mensual y +12,18% acumulado anual hasta situarse en los 2.309,04 $ la onza.
La plata al contado +3,68% acumulado mensual y +14,71% acumulado anual hasta situarse en los 27,36 $ por onza.
El crudo West Texas Intermediate -3,59% acumulado mensual y +10,24% acumulado anual hasta situarse en 79,21 $ el barril.
El crudo Brent +0,16% acumulado mensual y +8,48% acumulado anual hasta situarse en los 83,58 $ el barril.

El precio del oro subió durante la sesión del miércoles, impulsado por el debilitamiento del dólar y de los rendimientos de los bonos tras la publicación de los datos del IPC estadounidense. Los datos han reforzado las expectativas del mercado de que la Reserva Federal realice recortes de los tipos de interés ya en septiembre, aumentando el atractivo del oro como cobertura contra la inflación.

Los precios del oro al contado han subido un +3,35% esta semana, alcanzando los 2.309,04 dólares por onza, el nivel más alto en más de tres semanas. Aunque el oro se considera tradicionalmente una cobertura contra la inflación, el aumento de los tipos de interés suele incrementar el coste de oportunidad de mantener activos sin rendimiento como el oro, lo que hace que esta reciente subida sea especialmente notable.

La AIE recorta sus previsiones de demanda de petróleo, ampliando la brecha con la proyección de la OPEP. La Agencia Internacional de la Energía (AIE) revisó el miércoles a la baja su previsión de crecimiento de la demanda de petróleo para 2024, distanciándose todavía más de la proyección de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para la demanda mundial de ese año.

Esta discrepancia entre la AIE y la OPEP presenta puntos de vista opuestos sobre la fortaleza del mercado petrolero en 2024 y, a más largo plazo, sobre el ritmo de la transición mundial hacia fuentes de energía más limpias.

En su informe mensual, la AIE ha reducido su previsión de crecimiento de la demanda mundial de petróleo para este año hasta los 1,1 millones de barriles diarios (bpd), lo que supone un descenso de 140.000 bpd respecto a su estimación anterior, debido principalmente a la menor demanda en los países desarrollados de la OCDE. La agencia ha atribuido la revisión a la baja a factores como la atonía de la actividad industrial y un invierno suave, que han mermado el consumo de gasóleo, sobre todo en Europa, donde el descenso de la cuota de automóviles diésel ya ha repercutido en la demanda.

Por el contrario, la OPEP ha mantenido su previsión de un aumento de 2,25 millones de bpd en la demanda mundial de petróleo para 2024, lo que supone una notable diferencia de 1,15 millones de bpd, alrededor del 1% de la demanda mundial, entre las proyecciones de ambas organizaciones.

Sin embargo, las previsiones de la AIE y la OPEP para 2025 convergen más estrechamente. La AIE ha elevado ligeramente su estimación de crecimiento de la demanda para 2025 hasta los 1,2 millones de bpd, mientras que la OPEP ha mantenido su previsión de 1,85 millones de bpd.

La AIE también ha ajustado a la baja sus estimaciones de suministro de petróleo para 2024, citando importantes interrupciones en Brasil y limitaciones logísticas en Estados Unidos. Ahora prevé un aumento de la oferta mundial de 580.000 bpd este año, hasta alcanzar la cifra récord de 102,7 millones de bpd, por debajo del crecimiento de 770.000 bpd previsto el mes pasado.

Este equilibrio revisado entre oferta y demanda será un factor crucial en la decisión de la OPEP+ sobre la prórroga de los recortes voluntarios de la producción de petróleo al segundo semestre del año, cuando se reúna en junio. La AIE prevé ahora que la demanda de crudo de la OPEP+ y los inventarios se sitúen en una media de 41,9 millones de bpd en 2024, un ligero aumento respecto a los 41,8 millones de bpd estimados el mes pasado, lo que sugiere un equilibrio global del mercado más ajustado.

Mientras que la OPEP se ha mostrado optimista sobre las perspectivas económicas mundiales, la AIE ha adoptado una postura más cauta, señalando que, aunque las perspectivas económicas mundiales han mejorado desde finales de 2023, la persistente inflación en las principales economías occidentales ha llevado a los inversores a moderar sus expectativas de reducción de los tipos de interés de los bancos centrales.

Incluso si la OPEP+ mantiene sus recortes voluntarios de producción, la oferta mundial de petróleo podría aumentar en 1,8 millones de bpd en 2025, impulsada principalmente por el crecimiento de la producción de los países no pertenecientes a la OPEP+, frente al incremento de 580.000 bpd de este año.

Además, la AIE y la OPEP divergen en sus perspectivas de demanda a medio y largo plazo. La AIE prevé un pico de la demanda de petróleo para 2030, mientras que la OPEP prevé un crecimiento continuo del consumo de petróleo durante las dos próximas décadas sin prever un pico.

Nota: Los datos son del 15 de mayo de 2024 a las 18.00 EDT

Datos clave que moverán los mercados esta semana

EUROPA

Jueves: Índice de precios al consumo en Italia, y discurso del presidente del Buba alemán, Joachim Nagel.
Viernes: Índice de precios de consumo armonizado de la eurozona, y discurso del vicepresidente del BCE, Luis de Guindos.
Lunes: Informe mensual del Buba alemán.
Martes: Índice de precios de producción alemán y reunión del Eurogrupo.
Jueves: Índice compuesto alemán del HCOB, PMI manufacturero y de servicios, PMI compuesto, manufacturero y de servicios de la eurozona del HCOB, índices salariales negociados de la eurozona y confianza del consumidor.

REINO UNIDO

Jueves: Discurso de Megan Greene, miembro del Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra.
Viernes: Discurso de Catherine Mann, miembro del Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra.
Lunes: Discurso de Ben Broadbent, subgobernador del Banco de Inglaterra.
Martes: Discurso de Andrew Bailey, gobernador del Banco de Inglaterra.
Miércoles: Audiencias sobre el informe de política monetaria del BoE, índice de precios de consumo, índice de precios de producción, índice de precios al por menor, y discurso de la subgobernadora del BoE Sarah Breeden. 
Jueves: PMI compuesto, manufacturero y de servicios de S&P Global/CIPS, y confianza del consumidor de GfK.

EE. UU.

Jueves: Peticiones iniciales y continuas de subsidio de desempleo, permisos de construcción, viviendas iniciadas, encuesta manufacturera de la Fed de Filadelfia, producción industrial y discursos de Loretta Mester, presidenta de la Fed de Cleveland, y Raphael Bostic, presidente de la Fed de Atlanta. 
Viernes: Discursos de Neel Kashkari, presidente de la Fed de Minneapolis, Christopher Waller, miembro del Consejo de la Fed, y Mary Daly, presidenta de la Fed de San Francisco.
Lunes: Discursos del presidente de la Fed de Atlanta, Raphael Bostic, y del presidente de supervisión de la Fed, Michael Barr. 
Martes: Índice Redbook, y discursos del presidente de la Fed, Raphael Bostic, la presidenta de la Fed de Cleveland, Loretta Mester, el presidente de la Fed de Nueva York, John Williams, y la presidenta de la Fed de Boston, Susan Collins.
Miércoles: Actas del FOMC y ventas de viviendas existentes.
Jueves: Peticiones iniciales y continuas de subsidio de desempleo, ventas de viviendas nuevas y PMI compuesto, manufacturero y de servicios de S&P Global.

CHINA 

Viernes: Producción industrial y ventas minoristas.
Lunes: Decisión sobre los tipos de interés del Banco Popular de China.

JAPÓN

Martes: Importaciones, exportaciones y balanza comercial de mercancías.
Jueves: Índice nacional de precios al consumo.

Actualizaciones macroeconómicas mundiales

La economía estadounidense da señales de enfriamiento: la inflación se modera y las ventas minoristas se muestran planas. Los precios al consumo en EE. UU. aumentaron menos de lo previsto en el mes de abril, lo que sugiere que la inflación retomó su trayectoria descendente a principios del segundo trimestre de 2024, reforzando las expectativas del mercado de que haya un recorte de los tipos de interés en septiembre.

Las esperanzas de que la Fed inicie su ciclo de relajación este año se han visto reforzadas por los datos adicionales publicados el miércoles, que revelaron unas ventas minoristas inesperadamente planas en abril. Esto sugiere un enfriamiento de la demanda interna, un hecho bien acogido por los responsables de la Reserva Federal en sus esfuerzos por lograr un aterrizaje suave de la economía.

El índice de precios de consumo (IPC) subió un 0,3% en abril, después de experimentar un incremento del 0,4% tanto en marzo como en febrero, según la Oficina de Estadísticas Laborales del Departamento de Trabajo. Aunque el encarecimiento del coste de la vida ha contrarrestado en cierta medida la resistencia de la economía, la tasa de inflación general muestra signos de moderación.

Los costes de la vivienda, incluidos los alquileres, han aumentado un 0,4% por tercer mes consecutivo, y los precios de la gasolina han subido un 2,8%, representando estas dos categorías más del 70% de la subida del IPC. Sin embargo, los precios de los alimentos se han mantenido sin cambios, y los de los supermercados incluso han bajado un 0,2%.

La inflación se había acelerado en el primer trimestre debido a la fortaleza de la demanda interna, tras un periodo de moderación durante gran parte del año anterior. La desaceleración de abril ofreció un alivio después de que los datos del martes indicaran un repunte de los precios de producción. Las actuales presiones inflacionistas se atribuyen a que los proveedores de servicios, como los seguros de automóviles, la vivienda y la sanidad, ajustan sus precios para reflejar unos costes más elevados.

Los mercados financieros estiman ahora en torno a un 73% la probabilidad de un recorte de tipos en septiembre, frente al 69% previo a la publicación de los datos. Excluidos los componentes volátiles de alimentos y energía, el IPC subyacente aumentó un 0,3% en abril, tras tres meses consecutivos de subidas del 0,4%. Esto ha reducido el aumento trimestral anualizado del IPC subyacente del 4,5% al 4,1%.

Basándose en los datos del IPC y el IPP, los economistas estiman que el índice de precios subyacente de los gastos de consumo personal aumentó un 0,2% en el mes de abril, frente al 0,3% de marzo. Esto se traduciría en una disminución de la tasa de inflación subyacente anual hasta el 2,7% desde el 2,8% de marzo.

Un informe separado de la Oficina del Censo del Departamento de Comercio reveló que las ventas al por menor se mantuvieron sin cambios en abril, tras un aumento del 0,6% en marzo. Los economistas habían previsto un aumento del 0,4% en las ventas al por menor, que consisten principalmente en bienes y no se ajustan a la inflación. Sin embargo, las ventas aumentaron un 3,0% interanual en abril.

Aunque la demanda parece estar ralentizándose, la lectura plana de abril se debió en parte a un efecto rebote tras la promoción de primavera de Amazon, que impulsó las ventas en marzo. Las ventas de los minoristas online disminuyeron un 1,2% tras aumentar un 2,5% en marzo. Por el contrario, las ventas de los servicios de comidas y bebidas, el único componente de servicios del informe, aumentaron un 0,2%. Los economistas consideran que salir a cenar es un indicador significativo de la economía de los hogares.

Si se excluyen los automóviles, la gasolina, los materiales de construcción y los servicios de alimentación, las ventas al por menor cayeron un 0,3% en abril, tras un aumento del 1,0% revisado a la baja en marzo, inicialmente comunicado como un aumento del 1,1%. Las ventas minoristas básicas coinciden estrechamente con el componente del gasto de consumo del PIB.

A pesar de la debilidad de abril, la revisión al alza de los datos de las ventas minoristas básicas de marzo establece una base de crecimiento más elevada para el gasto de consumo del segundo trimestre.

La economía japonesa se contrae más de lo previsto, desafiando la senda política del Banco de Japón. La contracción económica experimentada por Japón durante el primer trimestre superó las expectativas, impulsada por la persistente debilidad del yen. Esta evolución plantea un nuevo reto para los esfuerzos que está realizando el banco central por normalizar los tipos de interés desde sus niveles próximos a cero.

Los datos preliminares del PIB publicados el jueves por la Oficina del Gabinete revelaron una contracción anualizada del 2,0% en enero-marzo, superando el descenso del 1,5% previsto por los economistas. Las cifras revisadas a la baja también indicaron un crecimiento mínimo en el cuarto trimestre de 2023, debido principalmente a ajustes en las estimaciones de gastos de capital.

Aunque los datos preliminares sobre el gasto de capital suelen estar sujetos a revisiones significativas, los descensos generalizados en todos los componentes del PIB sugieren una falta de motores de crecimiento importantes para la economía japonesa en el primer trimestre. Esto podría inducir al Banco de Japón a reconsiderar su trayectoria de endurecimiento de la política monetaria, a pesar de haber subido los tipos de interés por primera vez desde 2007 en marzo y de haber señalado nuevas intenciones de continuar por esta senda.

Aunque la economía podría repuntar en el trimestre actual debido al aumento de los salarios, persisten las incertidumbres en torno al consumo del sector servicios. Los últimos datos del PIB se traducen en una contracción trimestral del 0,5%, superando el descenso del 0,4% previsto por los economistas. Las cifras revisadas del primer trimestre se esperan para el 10 de junio.

La debilidad del yen ha creado un panorama económico dual en Japón, que beneficia a los sectores de la exportación y el turismo debido al aumento de la competitividad, al tiempo que grava a los hogares y las pequeñas empresas con elevados costes de importación.

Esta situación complica la toma de decisiones del Banco de Japón sobre el mantenimiento o la retirada de su estímulo monetario. Mientras que las sustanciales subidas salariales de las grandes empresas este año han creado las condiciones para poner fin a décadas de estímulo monetario radical, según el BoJ, los hogares prudentes han restringido su gasto debido a que las subidas de precios han superado las ganancias salariales, reduciendo así los ingresos reales y disminuyendo el poder adquisitivo.

El consumo privado, uno de los principales componentes de la economía japonesa, disminuyó un 0,7% en el primer trimestre, superando la caída prevista del 0,2% y marcando el cuarto trimestre consecutivo de descenso, la racha más larga desde el año 2009. El gasto de capital, otro motor clave de la demanda privada, también disminuyó un 0,8% en el primer trimestre, a pesar de los sólidos beneficios empresariales.

La demanda externa, calculada como exportaciones menos importaciones, contribuyó incluso más a la contracción del PIB, reduciendo las estimaciones del primer trimestre en 0,3 puntos porcentuales.

Los responsables políticos confían actualmente en las importantes subidas salariales y los recortes previstos del impuesto sobre la renta para estimular el consumo y evitar una vuelta a la deflación. Aunque la subida de tipos o la reducción de las compras de bonos podrían aliviar la debilidad del yen e impulsar potencialmente el consumo, estas medidas pueden ser difíciles de aplicar si el consumo sigue siendo lento.

Aunque se han hecho todos los esfuerzos posibles para verificar la exactitud de esta información, EXT Ltd. (en adelante, "EXANTE") no se hace responsable de la confianza que cualquier persona pueda depositar en esta publicación o en cualquier información, opinión o conclusión contenida en ella. Las conclusiones y opiniones expresadas en esta publicación no reflejan necesariamente la opinión de EXANTE. Cualquier acción realizada sobre la base de la información contenida en esta publicación es estrictamente bajo su propio riesgo. EXANTE no se hará responsable de ninguna pérdida o daño relacionado con esta publicación

Este artículo se presenta a modo informativo únicamente y no debe ser considerado una oferta ni solicitud de oferta para comprar ni vender inversión alguna ni los servicios relaciones a los que se pueda haber hecho referencia aquí.

Siguiente artículo
Desarrollada por profesionales para profesionales.
privacy protect
Oficina de representación más cercana:  28 October Avenue, 365
Vashiotis Seafront Building,
3107, Limassol, Chipre, +357 2534 2627
Versión 1.9.1