EXANTE Macro Insights

EXANTE Macro Insights

Resumen de esta semana

Bienvenidos a Macro Insights #10.  La incertidumbre en torno a la variante Omicron y la esperanza de que, aun siendo más transmisible, no sea tan mortal como otras variantes del Covid, ayudaron a impulsar los mercados estadounidenses esta semana. Aunque sigue preocupando la eficacia de las vacunas existentes en respuesta a esta nueva variante, ya que Pfizer/Biotech afirma ahora que una tercera vacuna de refuerzo proporcionaría una defensa adecuada contra aquella y los datos sobre las demás aún no están claros, parece que los mercados de renta variable están respondiendo más a cómo actuarían los bancos centrales con respecto a la inflación que a las políticas para hacer frente a Omicron. 

En EE.UU., la rentabilidad del Tesoro subió durante la semana hasta superar el 1,5%, ante la expectativa de que la economía siga creciendo y la inflación continúe aumentando, ya que la escasez de mano de obra continúa. En una nota muy positiva para los mercados mundiales, un acuerdo para elevar el techo de deuda de EE.UU. parece estar cada vez más cerca, ya que la Cámara de Representantes aprobó el martes, en una votación de 222 frente 212, una legislación que permitirá un rápido aumento de este techo , a pesar de la oposición de los republicanos. La medida crearía una vía, que sólo se utilizaría una vez, para que el Senado pueda elevar el límite de la deuda en una cantidad específica con una mayoría simple de votos y evitar el umbral de 60 votos del filibusterismo. Garantizaría que el Tesoro estadounidense pueda cumplir con sus obligaciones antes del actual plazo del 15 de diciembre, fecha en la que la Secretaria del Tesoro, Janet Yellen, ha dicho que EE.UU. incumpliría el límite legal de su capacidad de endeudamiento para financiar las obligaciones del gobierno federal. Los mercados bursátiles estadounidenses se mantuvieron relativamente positivos la semana pasada tras la caída del viernes, con un buen comportamiento de las empresas tecnológicas y cíclicas. El S&P 500 ha subido casi un 3% en lo que va de mes y el Nasdaq un 1,6%. 

En el Reino Unido, el Vicegobernador del Banco de Inglaterra, Ben Broadbent, declaró el pasado martes que la inflación en Gran Bretaña podría superar "cómodamente" el 5% en abril del año que viene y que la rigidez del mercado laboral del país probablemente sea una fuente de inflación más persistente. La libra esterlina ha caído esta semana, mientras que el FTSE 100 ha seguido recuperándose de la brusca caída del viernes pasado y ha tenido un buen comportamiento con una subida de casi el 3,6% en lo que va de mes. 

En Europa, el Eurogrupo (el grupo de ministros de finanzas de la eurozona) acordó continuar con una política fiscal moderadamente favorable el año que viene. Dijeron que la economía de la zona euro se está recuperando de la recesión más rápido de lo esperado y apoyaron las previsiones de la Comisión Europea de un crecimiento del PIB del 5% en 2021 y del 4,3% en 2022. El EuroStoxx 600 subió esta semana, con los valores tecnológicos y las empresas cíclicas al alza un 2,9%, mientras que el DAX ha subido un 3,5% y el CAC más de un 3,6%. 

Y en el frente digital, el Bitcoin experimentó una de las mayores ventas diarias el miércoles, el mismo día en que el Banco de Francia y el Banco Nacional Suizo dijeron que habían intentado con éxito realizar transacciones de divisas utilizando monedas digitales.  La preocupación por la inflación y el aumento de la demanda, debido a que Tesla y otras grandes empresas aceptan pagos en Bitcoin, ya no son los únicos factores que cambiarán el mercado de las criptomonedas.

Los precios del petróleo y del gas natural reaccionaron negativamente a la aparición de Omicron por el temor a que conduzca a la reimposición de restricciones, generalizadas a los viajes y, reduzca gravemente la demanda de petróleo. La caída de los precios también se atribuyó a la decisión de la OPEP de seguir aumentando la producción en 400.000 barriles diarios en 2022. 

A tener en cuenta esta semana:

En Europa, el viernes tendremos los datos del IPC armonizado alemán y los datos industriales italianos. El lunes tendremos los datos comerciales de Italia y el martes los datos de producción industrial de la zona Euro. El miércoles tendremos los datos de IPC francés, italiano y español. El jueves se conocerán los datos de costes laborales y de balanza comercial de la zona Euro, pero la gran noticia de la semana para Europa es la decisión de tipos del BCE del jueves. Varios miembros del consejo del BCE han afirmado que la inflación por encima del objetivo persistirá más tiempo del previsto inicialmente (hasta al menos finales de 2022).  El aumento de los casos de Covid y el incremento de la variante Omicron amenazan el crecimiento en Europa. Por lo tanto, el BCE podría tratar de ampliar su programa de compras de activos (APP), que en la actualidad asciende a 20.000 millones de euros al mes, o bien prorrogar temporalmente el programa de compras de emergencia para casos de pandemia (PEPP), que finaliza en marzo de 2022. La ampliación del APP ayudaría a mantener bajos los rendimientos de los bonos una vez finalizado el PEPP. 

En Estados Unidos, el viernes se publicarán los datos del IPC de noviembre y el índice de sentimiento del consumidor de Michigan. El martes se conocerá el índice de precios de producción. El miércoles todos los mercados estarán atentos para saber si la Fed ha decidido o no aumentar el tappering y qué más está pensando en cuanto a las condiciones para su primera subida de tipos el año que viene. Las solicitudes iniciales de subsidio de desempleo se situaron esta semana en sólo 184.000, la cifra más baja desde 1969, por lo que la preocupación por el estado del mercado laboral podría no ser grave, aunque las tasas de participación laboral siguen estando por debajo de los niveles anteriores a la pandemia. El jueves se publicarán los datos de solicitudes iniciales y continuas de subsidio de desempleo, los datos de ventas al por menor, los datos de permisos de construcción y la encuesta manufacturera de la Fed de Filadelfia. 
En Reino Unido se publicarán una serie de datos el viernes que serán fundamentales para la próxima reunión del Banco de Inglaterra del 16 de diciembre. El viernes, los datos del PIB de octubre (m/o/m), el índice de servicios, la producción industrial, la producción manufacturera, la balanza comercial y las expectativas de inflación de los consumidores. El lunes, el Banco de Inglaterra publicará su informe de estabilidad financiera.  El martes se publicarán los ingresos medios, el número de solicitudes y los datos de desempleo de la OIT. El miércoles se publicará el índice de precios al consumo, la producción básica del IPP, el índice de precios al productor, el índice de precios al por menor y los datos del PMI manufacturero del mercado. La próxima reunión del Banco de Inglaterra es el jueves, pero a pesar de que los datos muestran que el mercado laboral se está endureciendo, la amenaza de los cierres y el impacto económico que tendrían en la economía pueden impedir de nuevo que el Banco de Inglaterra suba los tipos.

Mensajes contradictorios por parte de la Casa Blanca que dijo que no se enviaría ninguna delegación diplomática oficial de Estados Unidos a los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022 como declaración contra el "genocidio y los crímenes contra la humanidad en curso en Xinjiang" de China. China reaccionó airadamente y el portavoz de la Misión china ante la ONU dijo: "Estados Unidos sólo quiere politizar el deporte, crear divisiones y provocar confrontación".  Pero, ¿hasta qué punto será efectivo este “pretendido palo” cuando la Casa Blanca se dio la vuelta dos días después y le dio a China la “gran zanahoria”? 

El Presidente de EE.UU., Joe Biden, firmó una orden ejecutiva por la que el gobierno federal reducirá para 2030 sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 65% y planea alcanzar las emisiones netas cero para 2050. Para alcanzar el primer objetivo, el gobierno hará la transición a vehículos y edificios de emisiones completamente nulas. Sólo el 0,5% de los 657.000 vehículos del gobierno eran eléctricos en 2020. La orden de Biden dirigirá la cartera del gobierno federal de 300.000 edificios, 600.000 coches y camiones, y un poder adquisitivo anual de 650.000 millones de dólares en bienes y servicios para que sean de cero emisiones netas en 2050,

Las implicaciones de esta orden son enormes para los productores de los metales preciosos que se utilizan en las baterías de los vehículos eléctricos, para las fábricas y los productores de vehículos eléctricos.  Sin embargo, en la prisa por "ecologizar" la economía, la ley de las consecuencias imprevistas vuelve a golpear. Dado que China es el principal productor de vehículos eléctricos y de baterías, y que los chinos controlan la mayoría de las minas donde se extraen los metales de tierras raras, el presidente Biden acaba de hacer un gran regalo a su economía. Como se señala en un artículo publicado el 25 de noviembre  el periódico británico The Guardian, Tesla, probablemente uno de los defensores de los vehículos eléctricos más conocidos del mundo, tiene una fábrica en Shangai que produce ahora más coches que su planta de California, algunas de las baterías que los impulsan son de fabricación china y los minerales que alimentan las baterías son en gran parte refinados y extraídos por empresas chinas. Y estas empresas dependen principalmente de las centrales eléctricas de carbón, por lo que legislar un aumento de la demanda de estos productos probablemente repercutirá negativamente en los niveles de emisiones de carbono.  Según el South China Morning Post, el fabricante chino de baterías CATL controla alrededor del 30% del mercado mundial de baterías para vehículos eléctricos, mientras que los productores de cobalto de propiedad china controlan alrededor del 85% de ese mercado. 

En resumen, esto debería dejar a todos los interesados en promover la ESG y construir de forma más ecológica bastante avergonzados, ya que no parece que la propuesta vaya a molestar en absoluto a los “interesados”

Este artículo se presenta a modo informativo únicamente y no debe ser considerado una oferta ni solicitud de oferta para comprar ni vender inversión alguna ni los servicios relaciones a los que se pueda haber hecho referencia aquí.

Siguiente artículo
Desarrollada por profesionales para profesionales.
privacy protect
Oficina de representación más cercana:  Siafi Street, 1,
Porto Bello, Oficina 4B,
Limassol, 3042, Chipre, +357 2534 2627
Versión 0.4.179